Todo lo que debes saber sobre la Isla de Tabarca

Para: tabarca
Isla de Tabarca

Isla pirata. Isla diminuta.

Isla solitaria y mediterránea.

Paraíso de mar.

Isla de sabor. Isla sorpresa.

Te damos la bienvenida a la Isla de Tabarca.

A 8 escasos kilómetros del puerto de Santa Pola y a 22 del de Alicante se encuentra esta pequeñísima isla que en realidad son cuatro islotes: Isla Plana, La Cantera, La Galera y La Nao.

Su longitud total no llega a los dos kilómetros y su anchura máxima es de 400 metros.

Llana, sin arbolado y rodeada de aguas turquesas, esta isla de 55 habitantes se convierte en los meses de verano en un destino muy concurrido por los turistas y residentes de la costa alicantina.

No en vano se calcula que en temporada alta llegan unos 3.000 turistas diarios a la Isla de Tabarca.

¿Y por qué tanto alboroto?

En este post te contamos los atractivos de este paraíso en miniatura y todo lo que necesitas saber para preparar tu visita.

Historia de la Isla de Tabarca

Vamos a darte un poco de contexto histórico que te ayude a situarte y a dejar volar tu imaginación.

Los restos arqueológicos dan indicios de que la Isla de Tabarca estuvo poblada en época romana. No obstante, los orígenes de la isla tal y como la conocemos ahora se remontan al S.XIII, cuando se dan órdenes de fortificarla para su defensa.

En el S.XV se refuerzan estos sistemas defensivos para protegerla de los corsarios berberiscos venidos de Argel.

Pero los hechos más significativos tuvieron lugar entre 1768 y 1770, cuando Carlos III decidió instalar aquí a una colonia de comerciantes genoveses procedentes de la Isla de Tabarka, situada en las costas tunecinas y que por aquel entonces formaba parte del territorio español.

Durante casi un siglo la isla tuvo una gran importancia estratégica que fue declinando entre el fin del S.XVIII y los comienzos del S.XIX.

No fue hasta 1960 que la isla fue recuperándose con la restauración de los edificios civiles y las murallas (Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural) y la declaración de reserva marina de su litoral.

Tabarca
Fuente: Tabarbus

Qué hacer hoy en la Isla de Tabarca

Si tienes previsto pasar unos días en la provincia de Alicante, visitar la Isla de Tabarca es un plan fantástico al que dedicar uno de ellos. 

El acceso se puede hacer en embarcaciones tipo ferry desde los puertos de Santa Pola, Alicante, Benidorm, Campello y Torrevieja.

Además, desde el puerto de Santa Pola, que es el más cercano, existen empresas que hacen los trayectos en lancha (como si fuera un taxi) y catamarán.

Una vez en la isla, nuestra recomendación es que antes de buscar sitio en la playa dediques este primer rato a conocerla.

Dado su tamaño de bolsillo, no te llevará mucho más de una hora y de esta manera evitarás las posteriores aglomeraciones vespertinas.

Tabarca
Fuente: Sitios de España

Tabarca tiene dos zonas claramente diferenciadas:

San Pedro y San Pablo

Un pequeño pueblo fortificado de calles de tierra, arquitectura dispar y colorida y un espíritu profundamente mediterráneo.

La iglesia de San Pedro y San Pablo, de estilo neoclásico, y las puertas de acceso por la muralla son los elementos más destacados de su arquitectura.

Callejear por Tabarca es como dar un salto en el tiempo y volver a la vida de nuestros abuelos, cuando todo iba a menor velocidad.

El campo

Es la zona deshabitada de la isla, en la que predomina un paisaje a base de arbustos y matorrales. Aquí encontrarás la torre de San José, el faro y el cementerio de Tabarca

Y ya lo tienes. Ya te has familiarizado con la Isla de Tabarca y ha llegado el momento de zambullirse en sus aguas transparentes, que por algo estamos en la fabulosa Costa Blanca.

Playas de Tabarca

Tabarca tiene una playa principal de unos 200 metros equipada con hamacas y sombrillas, chiringuitos, alquiler de patines, etc. Es una playa de piedra en el exterior y arena fina dentro del agua. Es la más concurrida de la isla.

Playa de Tabarca
Fuente: Denia.com

Si prefieres buscar un espacio tranquilo para calzarte los escarpines sin grandes agobios, en la Isla de Tabarca encontrarás multitud de calitas y zonas rocosas en las que apartarte del mundanal ruido.

Calas de la isla de Tabarca
Fuente: Top Valencia

Independientemente de lo que prefieras, no olvides en ningún caso llevar crema solar y/o una sombrilla. En Tabarca hay pocas zonas de sombra y conviene tenerlo en cuenta.

Otros dos imprescindibles son las gafas y el tubo para hacer snorkel.

Bañarse en Tabarca es entrar en una fiesta submarina. El agua cristalina y la riquísima vida de sus fondos harán que el tiempo se te pase volando.

Sargos, meros, julias, serranos, mojarras o pulpos son algunas de las especies con las que es fácil que te encuentres y que harán de tu día en la Isla de Tabarca una experiencia inolvidable.

Comer en Tabarca

A la hora de recuperar fuerzas, junto a la playa principal encontrarás varios restaurantes en los que probar los platos típicos de la isla.

El caldero tabarquino es su plato estrella, pero también te encantarán la fideuà o los arroces. Todos se cocinan utilizando los pescados de la zona como base. Y son una delicia.

Tarde de relax en Tabarca

Tras la comida puedes optar por volver a tu roca preferida y pasar otro rato entre peces o dirigirte al pueblo para pasar la tarde como un tabarquino más.

Tomar un café en la Plaza Mayor o curiosear en las galerías de arte son dos de los planes más típicos.

Si lo que te interesa es conocer con detalle la historia de la isla puedes visitar el Museo de Nueva Tabarca, en el antiguo edificio de la almadraba.

Fin de jornada en la Isla de Tabarca

Al llegar la noche la mayoría de los visitantes se sube al barco rumbo a la península.

Nosotros no queremos dejar de comentarte que Tabarca, por la noche, tiene un ambiente totalmente distinto al diurno.

Con la isla libre de turistas es cuando puedes disfrutar de la Tabarca más auténtica.

Sin todo el bullicio es una delicia aumentada pasear por sus calles o disfrutar del atardecer desde una playa vacía.

Si consideras pasar la noche para vivir el privilegio de compartir la isla de Tabarca con menos de cien personas, puedes alojarte en alguno de los cinco hoteles que encontrarás en el pueblo.

Interior de la isla de Tabarca
Fuente: El Confidencial.

¿Te animas a venir a Tabarca?

Y con esta última recomendación damos por concluida la jornada en la Isla de Tabarca… y el post.

Esperamos haberte despertado el gusanillo por conocer esta isla tranquila, encantadora y con un evocador sabor a tiempos pasados.

Si quieres que te respondamos a alguna cuestión o te apetece compartir con nosotros tus experiencias en este lugar mágico, no dejes de escribirnos un comentario. Nos encantará leerte y ayudarte en todo lo que esté en nuestra mano si te decides a visitar esta pequeña joya mediterránea.

¡Hasta pronto!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: JUAN PABLO BAIDAL PÉREZ
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en Info@abeo.es  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: En nuestra política de privacidad.